Arquitecturas de software en el Desarrollo de Aplicaciones

El desarrollo de aplicaciones involucra mucho más que la idea inicial de lo que se quiere hacer o los conocimientos de programación necesarios. También implica una planeación que pueda cubrir todas las aristas de la aplicación a lo largo del proceso. Es aquí donde entra en juego la arquitectura de software. 

Entendamos la arquitectura de software

La arquitectura de software tiene diferentes formas de entenderse, sobre todo en el desarrollo de aplicaciones. Pero en palabras simples, podemos decir que es el conjunto de patrones o lineamientos que ayudan a la estructuración, funcionamiento e interacción de los elementos de un software. 

Es un nivel de diseño que va más allá de los algoritmos y la estructura de datos. Se trata de decisiones de diseño sobre cómo organizar un software y los atributos de calidad que queremos para éste. 

En cuanto a las decisiones de diseño, hablamos de los patrones que guiarán el trabajo del equipo. Por ejemplo, según nuestro proyecto, podemos elegir un patrón de arquitectura adecuado, ya sea de eventos, capas o microservicios. 

Por otro lado, en materia de atributos de calidad, éstos van a definir el éxito de la aplicación. Entre los más importantes tenemos: desempeño, usabilidad, mantenimiento, desplegabilidad, escalabilidad, seguridad, agilidad, entre otros.  

Impacto al momento de desarrollar una aplicación

Uno de los objetivos del desarrollo de aplicaciones es generar la capacidad de modificar con facilidad el software. Esto con el objetivo de cumplir con los requerimientos del negocio, del cliente y de sus propias funcionalidades.

Es así como los patrones de arquitectura son el mejor aliado para desarrollar aplicaciones, ya que nos dicen qué componentes necesitamos y cómo se van a interconectar. En consecuencia, los atributos de calidad de la aplicación responderán exitosamente a los requerimientos. 

No obstante, este diseño arquitectónico debe hacerse desde etapas muy tempranas del desarrollo. De lo contrario, el producto final tiende a fallar y no cubre las expectativas y necesidades de los clientes. 

Aunado a esto, el costo para corregir los errores es muy elevado y quita mucho tiempo de trabajo. Por ello, la arquitectura de software es fundamental en el desarrollo de aplicaciones. 

También te puede interesar: Data Mining: una Tecnología Clave en la Transformación Digital.

Arquitecturas para el desarrollo de aplicaciones

Lo fundamental al desarrollar una aplicación siempre será cumplir con los atributos de calidad. Para ello, afortunadamente podemos utilizar distintas arquitecturas. Es decir, contamos con diferentes patrones que vamos a utilizar según los atributos de calidad que busquemos. 

Entre las arquitecturas más destacadas tenemos: por capas, de eventos, microkernel y microservicios. Ahora bien, tomemos como ejemplo los siguientes atributos y veamos cómo las diferentes arquitecturas se adaptan a ellos. 

Escalabilidad

Este atributo busca soportar cargas de trabajo más altas a largo plazo. Para ello, las arquitecturas de eventos o microservicios son patrones ideales ya que sirven para desarrollar aplicaciones distribuidas.

Desplegabilidad

Es la facilidad con que una aplicación puede desplegar su sistema de producción. En este caso, el microkernel es el patrón con mejor capacidad para implementar un cambio en el sistema.

Rendimiento 

Para que una aplicación tenga tiempos de respuesta apropiados a las operaciones que está realizando, la arquitectura orientada a eventos es la mejor opción. Estos patrones se destacan por sus componentes desacoplados y eficientes al momento de enviar información. 

Agilidad

Cuando hablamos de competitividad, la agilidad es fundamental ya que es la capacidad para llevar a producción cambios estratégicos. En consecuencia, microkernel, microservicios y de eventos son patrones apropiados pues permiten cambios sobre la arquitectura ya establecida sin afectar el rendimiento. 

Testeabilidad

Es la facilidad de realizar pruebas en el sistema. En el desarrollo de aplicaciones diseñadas para transacciones electrónicas o análisis de pruebas médicas esto es fundamental. 

Por lo tanto, los patrones más adecuados para testear una aplicación son por capas, microkernel y microservicios. Esto es gracias a que permiten realizar pruebas de manera aislada sin la necesidad de correr la aplicación completa.

Facilidad de desarrollo 

Tener una gran facilidad para implementar un patrón de arquitectura es un atributo primordial en el desarrollo de aplicaciones. En este sentido, la arquitectura por capas ofrece simpleza, independencia y eficiencia.  

En conclusión, una arquitectura de software adecuada nos permitirá definir la estructura y comportamiento de los elementos más relevantes para nuestra aplicación. Además, nos ahorrará tiempo y costos considerables en el mantenimiento y cambios a futuro. 

Bambú Mobile es una firma de desarrollo de tecnología de alto impacto que tiene las soluciones que tu empresa necesita para desarrollar todo su potencial en la nueva era del Internet de las Cosas. ¡Contáctanos!

Conoce más sobre nosotros en: TwitterFacebookLinkedInInstagram

El área de RRHH recibió tu solicitud y te contactará en breve. Gracias por tu interés.

Un experto recibió tu mensaje y te contactará en breve. Gracias por tu confianza.