Integración de API en Aplicaciones: (Apps) Web o Móviles

Al momento de llevar a cabo proyectos de programación web, entender e implementar el concepto de API es una de las soluciones más ventajosas. Por sus siglas en inglés, entendemos que su significado es Application Programming Interface.

 

Y se presenta como una de las soluciones más ventajosas puesto que, aplicándola, todos los procesos serán mucho más sencillos. Te contamos por qué.

En un contexto tecnológico en constante cambio, nos encontramos con que las APIs llegaron para modificar en cierta forma las reglas del juego, tanto desde el aspecto de la programación como desde el punto de vista comercial. Esto es así ya que, como mencionamos, los cambios en la industria tech avanzan a pasos agigantados y, de igual manera, estos cambios afectan también a los aspectos comerciales a los que las empresas tan atadas tienen que estar.

En síntesis: las necesidades comerciales cambian en paralelo con los avances del mercado digital. De esta manera, el uso y desarrollo de soluciones innovadoras veloces, aparecen en el horizonte como la solución más eficiente frente a esta circunstancia.

¿Cómo funciona una API?

Por ejemplificar gráficamente, diremos que el funcionamiento de una API es igual a la tarea que realiza un mesero en un restaurante. Cada pedido que se le realiza es llevado a la cocina, y cuando el encargo está listo, se devuelve al cliente que lo pidió.

Ahora bien, técnicamente hablando, diremos que se trata de un software que funciona de intermediario entre dos aplicaciones que, por su funcionamiento, necesitan conectarse y “hablar” entre sí. Para esto, suelen utilizarse protocolos especiales, tales como RPC, Async, GraphQL, o el más utilizado a nivel general: REST.

Sencillamente, lo que se busca es abstraer código (más complejo) de un software, para otorgar una sintaxis más fácil de usar, reemplazando al primero.

El modo en que esta conexión se lleva a cabo puede variar según la API de la que estemos hablando. Cada vez que encuentres un software con su API disponible para integración, necesariamente encontrarás que lleva consigo las instrucciones de cómo llevar a cabo los procesos necesarios en la documentación correspondiente.

Contar con una API propia, o utilizar una ya creada puede ser una solución muy inteligente al momento de pensar en desarrollar tu propia aplicación web o móvil. Las características inherentes a tu propio proyecto pueden ser utilizadas en proyectos posteriores, lo cual, en otras palabras, significa una reducción muy importante de tiempo y dinero para tu empresa.

Increíble ¿cierto?

En Bambú Mobile estamos listos para apoyarte en la construcción de tu propia API. Puedes conocer más al respecto contactándote con nosotros.

Además, para mantenerte siempre al tanto de nuestras actualizaciones y las de la industria puedes seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram

El área de RRHH recibió tu solicitud y te contactará en breve. Gracias por tu interés.

Un experto recibió tu mensaje y te contactará en breve. Gracias por tu confianza.