La red 5G y el Internet de las Cosas: la Máxima Interconexión Digital

El Internet de las Cosas o IoT (Internet of Things) es un concepto relativamente nuevo que, aunque fue usado por primera vez en 1999, en los últimos años ha tomado gran relevancia en el ámbito tecnológico.

¿Te has preguntado cómo es que tu smartphone te asiste en casi todas tus actividades cotidianas? La respuesta es: Internet de las Cosas.

Con esto nos referimos a la interconexión digital que tienen todos los dispositivos con acceso a Internet y que usamos cotidianamente. Es decir, cualquier objeto que esté conectado a la red se considera dentro de este concepto.

Todo está en el Internet de las Cosas

El Internet de las Cosas ofrece una gran cantidad de posibilidades, desde medir la temperatura y densidad del aire con pequeños sensores; crear redes de carsharing; monitorear redes de transporte; hasta controlar plantas industriales en su totalidad.

Actualmente el IoT tiene aplicaciones en sectores como:

  • Automatización industrial
  • Agricultura y ganadería
  • Medicina y salud
  • Deportes
  • Hotelería
  • Retail
  • Gestión de suministros
  • Smarthome y smartcities

La finalidad de esta tecnología es interconectar los dispositivos digitales con el Internet para simplificar, mejorar, automatizar y controlar diferentes tipos de procesos.

Actualmente, países como Alemania, Italia, Francia e Inglaterra están invirtiendo en IoT para incrementar la eficiencia energética, ahorrar costos y mejorar la productividad en los procesos de diferentes industrias. Esto tiene como objetivo que las nuevas necesidades y desafíos relacionados con el avance tecnológico puedan ser abordados sin dificultades y ofreciendo soluciones inteligentes.

De acuerdo con la consultora Juniper Research el número total de conexiones IoT alcanzará los 83 mil millones en 2024, en comparación con los 35 mil millones de conexiones en 2020.

En este sentido, los sectores ya mencionados, entre otros, se verán ampliamente beneficiados. Este crecimiento se ve impulsado por el uso cada vez mayor de redes privadas que aprovechan los estándares de las redes de telefonía móvil.

Asociado a esto, se espera que en un futuro próximo estas redes LTE se trasladen a las redes 5G que vienen abriendo camino a nuevas velocidades de navegación en Internet.

El futuro está en la Red 5G

Si el Internet de las Cosas ya parece un motor imparable que corre a máxima potencia, ahora con la Red 5G aumentará su capacidad de conectividad hasta un punto nunca antes visto.

La aportación más notable que ofrece esta tecnología es un mayor ancho de banda que se traduce en velocidades de descarga superiores a los 10 gigabytes por segundo (Gb/s).

Esto representa que en los próximos años estas redes de telefonía no sólo serán utilizadas por teléfonos, sino que todos los dispositivos con capacidad de conectarse a Internet tendrán acceso.

De esta manera, con el Internet de las Cosas ligado directamente a la Red 5G ya no sólo podremos controlar la electricidad de nuestro hogar a distancia, sino que tendremos la posibilidad de gestionar una central eléctrica en tiempo real sin estar presentes.

¿Te interesa incursionar con tu empresa en la nueva economía de la transformación digital?

Bambú Mobile es una firma de desarrollo de tecnología de alto impacto que tiene las soluciones que tu empresa necesita para desarrollar todo su potencial en la nueva era del Internet de las Cosas. ¡Contáctanos!

Conoce más sobre nosotros en: TwitterFacebookLinkedInInstagram

El área de RRHH recibió tu solicitud y te contactará en breve. Gracias por tu interés.

Un experto recibió tu mensaje y te contactará en breve. Gracias por tu confianza.